Account & More
profile picture of Erin van Vuuren
Erin van Vuuren

Sexo Durante El Embarazo

Lo bueno, lo malo, y lo simplemente extraño...

Sí, en primer lugar, por medio del sexo quedaste embarazada... pero no tiene que parar allí. Aquí está la primicia sobre como será en los próximos nueve meses.

LO BUENO

Sensibilidad
"Lo que más sorprende a la gente definitivamente es que [el sexo durante el embarazo] puede ser más orgásmico", dice Yvonne K. Fulbright, sexóloga y coautora de Your Orgasmic Pregnancy. Gracias en parte a un aumento del flujo sanguíneo en la zona, muchas mujeres afortunadas informan que el deseo sexual aumenta, el sexo es más placentero y el clímax es más intenso. (Algunas mujeres incluso tienen el primer orgasmo de sus vidas.) Esta misma sensibilidad también puede hacer que todo sea demasiado intenso, entonces charla con tu pareja si necesitas que las cosas sean con más calma.

Curvas
Ganar unas pocas docenas de libras puede no sonar tan atractivo, pero un montón de parejas se deleitan con la renovada figura "femenina" de mamá. El embarazo puede ser absolutamente sexy. "No estoy seguro de que mi marido se da cuenta de mi panza porque está demasiado ocupado mirando mis tetas tamaño D", dice la embarazada catycombs.

Creatividad
¡Tu cuerpo cambiante, sin duda requerirá un cambio en la rutina, así que aprovecha la oportunidad de probar algo nuevo! "Fue mucho más sensual y excitante para mí. ¡Probamos diferentes posiciones y encontramos algunas que eran divertidas! ", dice la embarazada Becki777.

LO MALO

Sensación de suciedad
"Puede ser difícil de conciliar que una mujer sea madre y erótica al mismo tiempo", explica Fulbright, señalando que la atracción sexual durante el embarazo puede hacer que algunas personas se sientan francamente sucias. Estos sentimientos son normales—y no tienen por qué significar nueve meses sin acción. "Habla de ello," Fulbright insiste, explica que mantenerte física y emocionalmente conectada ahora aumentará significativamente tus probabilidades de permanecer conectada con el parto y con la nueva-maternidad.

Miedos de náuseas y abortos
Cuando tienes ganas de vomitar, tener relaciones sexuales probablemente no será la máxima prioridad. Especialmente en el primer trimestre, por la mañana (o todo el día) las náuseas pueden ponerle un freno a tu vida romántica. Además, algunas parejas se ponen nerviosas al pensar que pueden causarle daño al pequeño nuevo feto. Las investigaciones demuestran que el sexo no va a perjudicar un embarazo de bajo riesgo, pero si aún así no puedes aceptarlo, trata de tener intimidad de otras maneras. (Buenas noticias: El segundo trimestre es probable que te conduzca a un nuevo estallido de energía y a que tengas más confianza que el bebé está perfecto).

Desencuentros
Sí, el embarazo puede ser que los encienda a los dos - pero no siempre en el mismo momento. "Mi esposo y yo hemos hecho un cambio de roles completo. Lo deseo todo el tiempo y él no", dice la embarazada Jennys1stBaby. Es normal que (¡ambos!) experimenten un cambio de libido grave mientras tu cuerpo cambia y se acostumbren a la idea de que hay un bebé adentro tuyo. Mientras tanto, Fulbright recomienda que las parejas estén "abiertas a la idea de la masturbación."

El efecto Sumo"Me niego a estar arriba (¡me siento enorme!) y él no puedo subirse encima de mí colocando todo su peso-tiene que mantener su propio peso", admite la embarazada nicolebuchalla. No se puede negar que los últimos días (o meses) del embarazo pueden causar algunos obstáculos graves en el dormitorio. Es difícil colocar un bollo en el horno cuando es francamente imposible amasar. Una vez más, se creativa. (O, simplemente abrácnese en su lugar.)

LO EXTRAÑO

Sueños y orgasmos mientras duermes
Advertencia: Incluso si tu mente raramente piensa cosas sucias, es posible que te despiertes toda enrojecida después de un día de juegos subconscientes con un novio de la secundaria, una celebridad al azar... o tu compañero de trabajo ni-un-poco-atractivo. Es perturbador, pero sucede. Algunas mujeres incluso informan de despertar con un orgasmo total. Locura.

Miedos de hombres tontos
El sexo durante el embarazo puede ser extraño para un hombre. Después de todo, la relación sexual involucra la única ruta de salida del bebé. Los principales temores del papá: “meterla,” “lastimarte,” o “tener sexo delante del” bebé. Por suerte, el cuello uterino y el saco amniótico hacen que sea casi imposible que el miembro de tu chico llegue a cualquier parte cerca del bebé (no importa cuán enorme crea que es), y el bebé es más probable que sea confortado por el balanceo que perturbado por la malicia.

Contracciones y patadas
Después de una buena sesión de sexo entre las sábanas, tu útero podría llegar a quedarse duro como una piedra durante unos minutos más o menos. No se preocupe - es totalmente normal y no significa que vas a entrar en trabajo de parto. De hecho, tu útero siempre hizo esto después de un orgasmo, es solo un poco más grande ahora y tiene un bebé en el interior. En ese sentido, no te sorprendas si el bebé empieza a saltar un poco. "Sé que es totalmente inconsciente y no le importa, pero sigue siendo un pensamiento extraño saber que está allí", dice la embarazada Starlette1983. Una vez más, esto es normal. Es extraño, pero normal.

PHOTO: Getty Images / Thomas Barwick